Reflejos Primitivos y Terapia de Movimientos Rítmicos (TMR)

Los reflejos primitivos son respuestas musculares involuntarias a estímulos sensoriales. Surgen en la edad fetal, están presentes en el nacimiento y son necesarios para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso , siendo la base de las habilidades motoras y de los reflejos posturales (reflejos que se desarrollan durante los primeros años y permanecen durante toda la vida).

¿Para qué sirven?

Cuando el niño-a nace deja el entorno protector del útero intercambiando un mundo de equilibrio por otro caótico; ha abandonado la calidez por el calor y el frío, el alimento automático ya no está disponible y debe respirar por sí mismo.

Los reflejos primitivos ayudan al bebé a dar una respuesta inmediata a este nuevo entorno y a sus necesidades cambiantes.

¿Se mantienen toda la vida?

Los reflejos primitivos deben inhibirse durante el primer año de vida. Si permanecen activos evidencian inmadurez en el Sistema Nervioso Central, pudiendo evitar el correcto desarrollo de los reflejos posturales y causando una mala organización y bajas habilidades motoras finas y gruesas.

¿Qué problemas pueden producir?

Incluso con una habilidad intelectual adecuada, el proceso de aprendizaje tendrá fallos o será ineficiente, podrá haber problemas de percepción sensorial, cognición y expresión.

La visión también puede estar afectada por la permanencia de los reflejos primitivos, produciéndose problemas en el enfoque, fusión, fijación, convergencia ocular.

¿Cómo evaluamos los reflejos primitivos?

Mediante una serie de pruebas físicas de coordinación y equilibrio, que realizamos en nuestro Centro.

¿Cómo tratamos los reflejos primitivos?

Se realizarán ejercicios físicos en casa aproximadamente entre 5-10 minutos diarios. Una vez al mes se revisarán en nuestro Centro. Utilizamos la Terapia de Movimientos Rítmicos (TMR) y la de integración de reflejos primitivos.

El tratamiento va dirigido tanto a niños como a adultos, dado que a veces se mantienen estos reflejos todas la vida o se vuelven a activar después de un accidente de tráfico, un traumatismo craneal, etc.

Más información en Internet:
www.haraldblomberg.com

C/ Sirio 44, esc. der. bajo D. 28007 Madrid | Tel: 91 551 11 00 | info@mejorvision.es