El embarazo y los problemas de visión

El embarazo es uno de los momentos más maravillosos de la vida de una mujer y sin lugar a dudas, es una etapa inolvidable. Los cambios que se sufren durante el embarazo son muchos y el sistema visual no se escapa en muchas ocasiones. Para las primerizas, que aún no han sufrido en sus propias carnes los efectos secundarios del embarazo, sufrir cambios en el sistema visual es uno de sus temores y dudas. ¿Es cierto que se sufren cambios en la visión durante el embarazo? Desde Mejor Visión os lo confirmamos y en este post explicaremos diferentes situaciones

Durante el embarazo las mujeres sufren una gran cantidad de cambios hormonales. Estos cambios hormonales son los principales autores de síntomas tales como:

  • Una mayor sequedad ocular
  • Visión borrosa
  • Pérdida de agudeza visual
  • Cambios en la graduación
  • Una mayor presión intraocular
  • Hinchazón en los párpados.

Si bien es cierto que el embarazo provoca una gran cantidad de problemas visuales, estos problemas suelen ser (o al menos lo son la mayoría) problemas reversibles. Molestias del embarazo que no aparecen siempre, sino solamente en casos concretos.

Sequedad Ocular

Cuando sufrimos sequedad ocular durante el embarazo podemos tener problemas de visión y molestias en el ojo. Enrojecimiento, picor, arenilla, etc. Durante el embarazo, los cambios hormonales alteran la calidad y la cantidad de lágrimas en los ojos. Si además la embarazada utiliza lentes de contacto el problema puede ser mayor.

Para paliar este problema temporal podemos utilizar lágrimas artificiales o colirios hidratantes que no interfieran con otros medicamentos que nos prescriben los médicos durante el embarazo.

Visión Borrosa

La visión borrosa ocurre a causa de la retención de líquidos y edemas en la córnea. En este caso observaremos una visión borrosa, como con neblina. Otra causa de la visión borrosa se produce cuando hay un cambio en la graduación. Se trata de un cambio de graduación de miopía reversible, pasajero. Puede surgir a partir de la semana 32 de embarazo.

Si se sufre hipermetropía se pueden sentir dificultades de visión causadas por el síndrome de insuficiencia de acomodación transitoria, pero al finalizar la lactancia, la visión vuelve a su estado natural.

Destellos en la visión

Cuando aumenta la presión arterial debido a enfermedades como la preeclampsia, se pueden producir destellos y visión borrosa. En este caso es importante acudir a un especialista de la visión. La retina también está expuesta durante el embarazo. Si la embarazada además es diabética es muy importante tener bajo control el nivel del azúcar para evitar una retinopatía. En los dos casos es muy importante acudir a especialistas para chequear todas estas patologías.

Por lo tanto, durante el embarazo, los síntomas no son solo las náuseas, el estreñimiento, la fatiga o la retención de líquidos. Sin embargo, hay otros síntomas, menos comunas y reversibles en la mayoría de los casos que no hay que descuidar. También cabe destacar que pueden aparecer también la visión doble e incluso la aparición de moscas voladoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *