Síndrome visual informático

El avance de la tecnología nos ha aportado muchas cosas positivas en nuestra vida diaria. Esto ha provocado que los dispositivos tecnológicos y las pantallas formen parte de nuestra rutina.

Estos dispositivos hacen que fijemos nuestra vista durante largas horas frente a la pantalla. Una tendencia que está aumentando cada vez más. El trabajo y el ocio requieren del uso de pantallas durante muchas horas, lo cual puede provocar problemas y molestias en los ojos y vista. Dentro de los problemas visuales que causan las pantallas podemos encontrar la irritación de los ojos, el cansancio visual, la sequedad de los ojos, la visión borrosa o ver mal de lejos entre otros.

La fatiga causada por la exposición a las pantallas es algo que ocurre cuando pasamos demasiado tiempo frente a un ordenador o un teléfono móvil. El “síndrome del ordenador” no es una enfermedad en sí, sino un síntoma que indica que estamos abusando de la exposición a las pantallas.

Aunque en este post solo hablaremos sobre los la fatiga visual que provoca el “síndrome del ordenador”, este problema comprende muchos otros síntomas y molestias como las malas posturas de la espalda, las manos y el dolor de cuello. Cuando realizamos un trabajo de forma continuada y sin descanso nuestros ojos se resienten y las molestias visuales aparecen. La luz azul de las pantallas y la luz natural son muy diferentes para nuestros ojos. Una exposición larga ante la luz azul puede llegar a generar sensibilidad a la luz natural.

Síntomas de la fatiga visual y consejos

Los síntomas que presentan las personas con síndrome visual informático suelen ser en gran parte los mismos. Sin embargo, la presencia o la ausencia de los distintos síntomas puede depender de cada persona, de sus costumbres, sus hábitos visuales y de su morfología física. Sin embargo, en términos generales, las molestias pueden ser escozor y picor, sensación de cuerpos extraños en el ojo, quemazón, sequedad o lagrimeo en exceso. El dolor de cabeza también puede ser un síntoma y suele ser un dolor que se extiende desde la zona ocular hacia atrás. Cuando hay síndrome visual informático también podemos observar ojos hinchados y rojos.

Los deslumbramientos, los reflejos y las variaciones de brillo de la pantalla pueden crear problemas visuales a la larga. El uso de pantallas provoca una disminución del parpadeo y es por esto que se produce la sequedad ocular y la irritación de los ojos. Tras exponerse por horas largas frente al ordenador también podemos tener dificultades a la hora de enfocar o podemos notar la visión borrosa. También es muy común notar una sensación de congestión nasal o dolor del puente nasal. A corto plazo, exponerse ante la luz azul del ordenador también puede provocar cansancio e insomnio, sin olvidar la falta de productividad que esto provoca en nuestro trabajo.

La Terapia Visual en la mayoría de casos, es la solución para atender este tipo de síntomas y combatir la fatiga visual. En nuestro Centro de Optometría en Madrid recibirás un buen asesoramiento personalizado con el que combatir la fatiga visual.

Como consejos para tu día a día, te recomendamos que apagues la pantalla y fijes la vista en una distancia mayor, con luz natural, de manera frecuente cuando estés mucho tiempo expuesto a ellas. Mientras trabajas, también es aconsejable mantener la pantalla a una distancia mayor y parpadear más a menudo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *