Terapia de Estimulación Neuro auditiva. ¿Cómo funciona?

Las vías de entrada de información son esenciales a la hora del aprendizaje: el canal visual, el canal auditivo y el desarrollo motor son reflejos que tenemos y son esenciales. Cuando nos enfrentamos a casos de niños o jóvenes con dificultades de aprendizaje, lo primero que analizamos es el buen funcionamiento de estos canales.

La percepción auditiva es uno de estos canales esenciales a la hora de aprender y percibir la información correctamente. Este proceso consiste en la capacidad que tiene nuestro cerebro de reconocer e interpretar los sonidos. Con una buena o mala percepción auditiva no nos referimos a sufrir sordera o tener una menor o mayor cantidad de audición, sino de su calidad, de que la información auditiva llegue correctamente al cerebro. El deterioro de este proceso puede impedir llevar una vida normal a la persona que lo sufre, ya que puede afectar en su vida emocional y en su conducta, en el desarrollo del lenguaje, la lectura y escritura y la memoria, una serie de elementos esenciales a la hora de un aprendizaje correcto.

La Terapia de Estimulación Neuro auditiva Sena sirve para normalizar el flujo de la entrada de la información y para mejorar algunos problemas causados por los problemas de percepción auditiva. Los problemas que se pueden mejorar a través de la terapia de percepción auditiva son los de lenguaje y dicción, la dificultad de escuchar y recordar la información verbal, la hiperactividad, el déficit de atención, la dislexia, la dificultad de leer y escribir, la confusión de palabras y sonidos, la dificultad de pronunciar las palabras, aprender, concentrarse, problema de memoria y, en definitiva, la dificultad general de tener un buen rendimiento escolar. La audición en muchas ocasiones también puede ser molesta o dolorosa.

Síntomas y tratamiento

El síntoma principal que nos puede dar indicios de que los niños sufren de una percepción auditiva insuficiente es tener otitis de forma muy frecuente. Otro indicio de que el niño tiene este problema es que se tape demasiado los oídos, o que hable muy alto o chille. También es muy común que estos niños se pongan muy nerviosos en sitios con demasiado ruido o que prefieran la música muy alta o suba el volumen de la televisión. Otro indicio muy habitual es que el niño no es capaz de filtrar la importancia de los sonidos, o dar prioridad a un sonido u otro. Un ejemplo de esto es escuchar el grifo del agua o a la persona que está hablando en la habitación de al lado.

A la hora de sufrir estos problemas de aprendizaje causados por una percepción auditiva insuficiente también se sufren confusiones de fonemas o la necesidad de que le repitamos lo que estamos diciendo varias veces. En definitiva, cuando esto ocurre parece que la persona sufre sordera, cuando en realidad el problema va mucho más allá, a nivel neuronal. La terapia de Estimulación Neuro auditiva consiste en algunos ejercicios como escuchar música y/o unos cuentos hablados, con una estructura armónica del sonido modificada. Realizamos una audiometría para calcular la capacidad perceptiva mediante las frecuencias y varios test de escucha de palabras: un Test de escucha dicótica para saber la dominancia auditiva, un Test de Discriminación auditiva sin ruido ambiente y un Test de discriminación figura fondo con ruido ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *