Estudio de Reflejos Primitivos

Evaluación Reflejos Primitivos

Cuando el reflejo está activo y se estimula, provoca una reacción involuntaria que va a impedir el funcionamiento correcto del Sistema Nervioso Central. Pueden causar incapacidad para mantenerse sentado durante un cierto tiempo, posturas inadecuadas al leer o escribir, movimiento constante, respuestas excesivas a estímulos ambientales, déficit de atención, problemas de comportamiento provocados por su inquietud motora y mala integración visuo-motora.

La evaluación de los reflejos primitivos se realiza produciendo en la persona un estímulo táctil, quinestésico, visual, auditivo o en el equilibrio que provoca la reacción del reflejo.

Los reflejos que evaluamos son: Moro, Miedo Paralizador, Tónico Laberíntico, Tónico Simétrico de Cuello, Tónico Asimétrico de Cuello, Palmar, Agarre, Espinal Galant y Babinski, entre otros.

El Estudio de los Reflejos Primitivos evalúa si éstos están integrados, porque en caso contrario pueden producir muchos problemas tanto visuales, como posturales.