Problemas de Atención

Psicología Educativa

En Mejor Visión nos encargamos de evaluar e intervenir en los procesos de atención que puedan estar alterados o poco desarrollados.

Estos tratamientos están indicados en niños, adolescentes y adultos.

Cuántas veces se ha escuchado escuchado “mi hijo no presta atención en clase, no se concentra con tareas o estudiando, los profesores se quejan porque no atiende, es demasiado inquieto…” pero ¿qué es normal y qué no? Además, mucho se habla del famoso TDA (trastorno por déficit de atención).

Este asunto es un gran cajón de sastre hoy en día, porque ciertamente el TDA existe pero no en todos los casos. Hay niños que pueden tener esta condición y otros que simplemente pueden estar teniendo problemas en algunos procesos de la atención que puedan estar repercutiendo en el ámbito académico, familiar, afectivo y social.

Ante todo, para poder adentrarse, primero se debe diferenciar qué cosas suelen mezclarse cuando se habla del TDA. Tenemos tres grandes asuntos que podemos observar en nuestros hijos:

 

DÉFICIT DE ATENCIÓN

HIPERACTIVIDAD

IMPULSIVIDAD

¿Qué vemos?

No presta atención o presta atención a “todo a la vez”.

Es un niño encadenado al ambiente.

Inquietud, movimiento continuo.

Parece que siempre está en marcha.

“Sin filtro”, no controla.

Actúo y luego, si eso, pienso

Qué es

Dificultad para poder atender a una tarea o actividad durante un tiempo prolongado.

Dificultad para autorregular sus propias emociones y conductas, mostrándose inquieto y movido.

Dificultad para controlar los impulsos. Se me ocurre algo y lo hago sin atenerme a las consecuencias

Pistas

– Se distrae fácilmente
– No mira mucho rato a los ojos
– Mala organización
– No sigue instrucciones

– Se mueve en exceso (manos y pies)
– Abandona su asiento
– Habla mucho

– Actúa, luego piensa
– Precipita respuestas
– Interrumpe
– Problema con turnos o juegos de normas

Como consecuencia, expresan una gran dificultad para tener éxito en algunos aspectos fundamentales para su vida diaria. Suelen verse manifestadas en lo relativo a:

  • Planificación y organización. Necesitan muchas ayudas externas en temas académicos y organizativos.
  • Control interno del tiempo. El tiempo transcurre de una manera diferente para ellos.
  • Control de las emociones, no regulan bien sus sentimientos, frustraciones…
  • Inhibición de impulsos. Les cuesta frenar comportamientos inadecuados o impulsivos. No son capaces de contemplar las consecuencias de sus actos.
  • Suelen acompañarse de problemas en otras áreas como dificultades en la lectura, escritura, cálculo, memoria operativa, poca flexibilidad cognitiva.
  • Lenguaje interno alterado.
  • Dificultades sociales.

Cuando de detecta en la evaluación problemas en los procesos de atención es de vital importancia intervenir lo antes posible. La atención es el primer filtro por el que pasa toda la información que se aprende y se retiene. Pero además, el manejo de la atención está en muchos ámbitos del niño, no solo lo académico. Se puede observar que la atención y el manejo de la impulsividad regulan otras muchas actividades cotidianas como, por ejemplo, jugar e interaccionar con otros niños.

El tratamiento psicológico que se ofrece en Mejor Visión tiene como propósito mejorar distintos aspectos (aunque esto varía en función de las necesidades del niño y de la familia):

  • Atención y asesoramiento a los padres y colegio (y otros profesionales) sobre las características y necesidades que presenta un niño con problemas de atención y/o TDA-H. Aunque parece que hay mucha información, es importante conocer y comprender a un niño con dificultades en la atención. Mucha parte del éxito es que la familia, el colegio y los profesionales estemos en la misma línea de intervención, coordinados y en continuo contacto.
Dificultades de Atención
  • Atención psicológica a los niños: comprensión, gestión y manejo de las emociones, cómo y cuándo expresarlas, qué hacer con ellas, regulación de impulsividad, control de comportamientos en el colegio y en casa, mejora de la autoestima y sentimiento de capacidad, trucos para tener y conservar amigos, expresión de emociones, …
  • Atención educativa en procesos atencionales: se interviene para mejorar los tiempos de atención, concentración, impulsividad, funciones ejecutivas, planificación, gestión de los deberes…
  • Atención psicológica a los padres: cómo gestionar debates y conflictos en el hogar, cómo ayudarle a mejorar su autonomía (personal y académica), pautas de crianza positiva y respetuosa, cómo comunicarse de forma adecuada con mi hijo, cómo acompañar psicológicamente a mi hijo, qué hacer cuando se enfada…