¿Qué es la Visión Periférica?

Terapia visual

Se trata de una visión más sensible a la luz y al movimiento a la que no se le suele dar la importancia que posee en realidad. Como cualquier habilidad visual, la visión periférica puede entrenarse y nos ayudará no solo a ser más eficientes en nuestra vida diaria, sino a potenciar otras habilidades visuales que dependen de saber localizar los objetos de forma precisa en el espacio. ¿Quieres saber más?

¿QUÉ ES LA VISION PERIFÉRICA?

La imagen que proyectan nuestros ojos al cerebro del espacio que nos rodea es compleja y en gran cantidad de personas no solo es inestable, sino que carece de las claves necesarias para que esta sea lo más eficiente posible.

VISIÓN CENTRAL VS VISIÓN PERIFÉRICA

Si nos centramos en esta imagen en conjunto tenemos que entender que cada uno de nuestros ojos posee una zona de visión central, donde nuestro cerebro es capaz de distinguir los detalles más pequeños de las cosas y gracias a la cual entendemos no solo las palabras sino también les da sentido y organización para construir las definiciones visuales de las cosas (objetos, rostros, formas geométricas).

La imagen que recoge nuestra retina central posee una gran cantidad de fotorreceptores, células encargadas de detectar la luz y llevarla al cerebro para ser interpretada.

Sin embargo, la visión central y por ende la retina central, es de una extensión minúscula si la comparamos con la zona retiniana que se encarga de gestar la visión periférica.

Si la zona central de la retina se encarga de los 30º centrales de visión, la visión periférica alcanza los 180º de visión, dándonos información de todo aquello que nos rodea.

Si bien es cierto que la imagen que consigue la visión periférica no posee gran detalle como pasaba con la central, esta es más sensible a la luz y al movimiento, permitiéndonos orientarnos y desplazarnos en el espacio.

Visión Periférica

Por así decirlo, la visión periférica siempre y cuando nuestra memoria visual y nuestra coordinación motora nos lo permita, es capaz de decirnos que objeto tenemos a nuestro lado sin necesidad de mirarlo directamente y de querer, poder interaccionar con él de forma precisa.

LECTURA Y APRENDIZAJE

Durante la lectura usamos continuamente la visión periférica, gracias a ella somos capaces de identificar una palabra, sobretodo las que son muy largas, por su forma y hacer una predicción de cual es, sin necesidad de leerla entera y rápidamente pasar a identificar la siguiente.

Problemas de aprendizaje

Esto hace que la velocidad lectora aumente y los más pequeños no caigan en el tedio de una lectura poco eficiente y en problemas de aprendizaje. También nos guía hacia donde debemos ir a mirar a continuación para proseguir con la lectura en la siguiente página, etc.

CONDUCCIÓN Y DEPORTE

En la vida diaria usamos la periferia constantemente sin darnos cuenta de lo esencial que acaba siendo. Por ejemplo, al conducir somos conscientes de los movimientos de otros coches sin necesidad de llevar nuestra mirada justamente a donde están dichos vehículos, apreciando el movimiento incluso de varios coches a la vez.

Si tuviéramos que fijarnos exclusivamente en uno de los coches para apreciar sus intenciones, quizás no seríamos conscientes de que un segundo vehículo va a realizar una maniobra que podría ponernos en peligro.

Conducción

En el deporte también se utiliza la periferia para ser capaces de ver no solo a los contrincantes, por ejemplo, mientras miramos el balón, sino también un futuro pase a nuestros compañeros de equipo que aparecen por nuestro campo visual periférico.

También es útil para darnos información de donde estamos en el espacio. Sin una buena visión periférica nos sería mucho más difícil saber que lugar ocupa nuestro cuerpo con respecto al resto de los objetos que llenan el medio, y nuestros movimientos serían más torpes e inseguros.

Deporte

TIEMPO DE REACCIÓN A ESTÍMULOS VISUALES

El tiempo de reacción visuo-motor es el tiempo que tarda nuestro organismo en elaborar una respuesta motora, es decir, generar un movimiento de alguna parte del cuerpo, tras un estímulo visual.

Un ejemplo sería el de intentar apartarnos de un balonazo que nos llega desde la derecha de nuestro campo visual. Si tuviéramos que depender de la visión central para esquivar un objeto a gran velocidad, seguro que nos llevábamos el pelotazo.

De modo que la visión periférica se encarga de detectar objetos que llegan a nuestro campo visual y rápidamente elaborar una respuesta inmediata sin necesidad de haber detectado que puede ser aquello que se acerca.

NO SABEMOS LO QUE TENEMOS…

Otro ejemplo de la gran importancia de esta visión periférica, la encontramos en aquellos pacientes que sufren retinosis pigmentaria, una patología de la retina que provoca la pérdida progresiva del campo de visual desde la periferia hasta el centro de la retina. Estos pacientes podrán con suerte distinguir los rasgos mas detallados de las cosas y los objetos, pero no podrán guiarse de la imagen en su conjunto viviendo en muchos casos en la llamada visión en túnel.

En definitiva, lo que veo con el punto central es nítido al 100% (siempre y cuando las vías visuales estén sanas, y/o bien corregidas ópticamente), mientras que el resto de cosas que mis ojos perciben alrededor están cada vez menos definido conforme nos alejamos de ese punto de visión máxima central.

Sin embargo y como cualquier habilidad visual, la visión periférica puede entrenarse y nos ayudará no solo a ser más eficientes en nuestra vida diaria, sino a potenciar otras habilidades visuales que dependen de saber localizar los objetos de forma precisa en el espacio.

OPCIONES QUE OFRECE MEJOR VISIÓN

En Mejor Visión somos conscientes de esta importancia y es nuestra obligación transmitir estos conceptos a nuestros pacientes y de que sean capaces de fomentar cada vez mas su visión periférica siendo una de las habilidades que trabajamos durante la Terapia Visual y en el tratamiento de Fototerapia Syntonic.

Terapia visual

Estos son solo unos de los pocos ejercicios que trabajamos:

  • Cartas de Visión Periférica. Mirando a un punto central estable, el paciente debe de ser consciente de las letras que rodean dicho punto y debe sin mirarlas directamente y haciendo uso de esa visión decir cuantas letras pueda.
  • Programas informáticos especializados. Existen algunos programas de terapia Visual ideales para llamar la atención de los más jóvenes a modo de juegos interactivos donde trabajan a la vez que se divierten.
  • Lectura piramidal: Intentar leer un texto completo evitando leer palabra por palabra, simplemente mirando fijamente el centro la frase. Esto ayuda en la eficacia lectora y por tanto en su velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Abrir chat